fadeoutfadeout
Tratamiento de la apnea del sueño

Tratamiento de la apnea del sueño

Dependiendo de sus necesidades concretas tenemos a su disposición distintas formas de terapia. Todas las opciones tienen una única finalidad: que duerma bien usted y su acompañante de cama.

Los diferentes métodos de tratamiento se recomendarán en cada caso según la gravedad y el origen.

Por ejemplo, en los casos más leves puede ser suficiente una reducción del peso corporal o evitar dormir sobre su espalda. Evitar tomar alcohol ayuda en caso de consumo habitual de alcohol por la noche. De existir problemas graves de respiración por la nariz, otra solución posible es la intervención mediante una cirurgía.

En casos de apnea obstructiva leve o moderada del sueño la terapia mediante disposición de una férula especial (férula de avanzamiento mandibular) puede ser un tratamiento exitoso.

En casos graves de apnea del sueño, la terapia con equipamiento técnico es, en la mayoría de casos, inevitable. Los aparatos de presión positiva en las vías aéreas, dispositivos CPAP o BiPAP (en inglés, Continuous Positive Airway Pressure, Bi-Level Positive Airways Pressure), se conectan a una máscara facial nCPAP mediante un tubo. Con la ayuda de esta máscara, durante el sueño se crea una ligera sobrepresión en las vías respiratorias, generalmente de 7 a 12 milibares. Esta presión evita el colapso de las vías respiratorias, y en consecuencia, evita las apneas e hipopneas, y también elimina los ronquidos. En la terapia de BiPAP se aumenta la presión durante las inspiraciones, y se diminuye durante la expiración.

Esta terapia también se describe como una “ferulización neumática” de las vías respiratorias superiores. Hoy en día están a su disposición una gran variedad de máscaras diferentes según la tipología facial.

En terapias satisfactorias, desaprecen los síntomas de las apneas del sueño y se vuelve a la normalidad del sueño. Con frecuencia tambén mejoran las enfermedades asociadas, como son la hipertensión o la diabetes.