fadeoutfadeout
Angina de pecho

Angina de pecho

La expresión angina de pecho (angina pectoris) viene del latín y significa "estrechez en el pecho”.

Los síntomas típicos de una angina de pecho son dolores persistentes en el tórax, opresivos y a veces con sensación de ardor. Son la consecuencia de una falta de sangre rica en oxígeno (isquemia) en el músculo cardíaco. El dolor puede extenderse hacia el brazo o la parte inferior de la mandíbula

En muchos casos la causa de la angina es una enfermedad coronaria en que las calcificaciones conducen a estrechamientos de los vasos coronarios. A su vez no se puede aportar sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco.

Diferenciamos dos tipos de angina de pecho:

El dolor típico de una angina estable empieza debido a un catalizador y desaparece en unos minutos bien tomando medicación (por ejemplo espray de nitroglicerina) o bien relajándose. Los catalizadores de una angina estable incluyen la actividad física, el estrés psicológico, el tiempo frío o las comidas copiosas.

Cuando los casos leves de angina se vuelven más largos y más intensos, cuando desciende el nivel de los factores desencadenantes o cuando se padece una angina de pecho por primera vez entonces estamos tratando una angina inestable, que es también el caso cuando se siente dolor incluso en estado de reposo.